Conozca de cerca los presuntos delitos detrás de la "secta" religiosa del padre Freddy: golpizas, amenazas, incendios y daño en bien ajeno

Contenido Exclusivo
En entrevista exclusiva para EL NUEVO DÍA, una de las presuntas victimas de abuso por parte del padre Freddy, que prefirió que su nombre fuera reservado, contó los supuestos delitos que se gestaban al interior de la congregación religiosa.
PUBLICIDAD

Conozca la primera parte de la entrevista aquí: Los oscuros secretos de la congregación religiosa del padre Fredy ¡Sería una "secta"!

Según la mujer, entre los presuntos actos delictivos que realizó Jhon Parga por orden de Martínez Cruz está la supuesta incineración de un establecimiento nocturno que pertenecía a una figura pública de la ciudad, todo porque no le gustó el nombre al padre.

“Él quemó una discoteca de una modelo reconocida de Ibagué, quien fue parte del grupo y era amiga cercana de los integrantes antiguos, es decir Jhon Parga. La versión que yo tengo es que al sacerdote no le gustó el nombre que ella le puso a la discoteca, que se llamaba ‘Bendito seas’”, dijo. 

A su vez aclaró que ella ya no se encontraba en el grupo religioso cuando esto sucedió, pero que se enteró porque un hombre la contactó para testificar en un caso y le contó este hecho, además, afirma que confía plenamente en lo que le dijo el sujeto. 

Pero este no sería el único caso delictivo que habría cometido Parga bajo el influjo del religioso, en una ocasión, todo según la versión de la mujer, golpeó a un exintegrante del grupo, quien había denunciado el acoso por parte del cura hacia su pareja. 

“Cuando yo estuve en el grupo, él (padre Freddy) nos mandó a golpear a una pareja que había denunciado que estaban acosando a la chica. Ellos se salen del grupo y denuncian ese caso ante el Obispo de la época. Cuando ellos denuncian eso obviamente le dicen a Freddy y él nos dice a nosotros: ‘tenemos que ir a golpear y amenazar esta gente para que se les parara la vaina de estar denunciando'. Nosotros fuimos y lo hicimos, entre ellos estaba Jhon Parga”, contó. 

Según el relato de la joven, este sujeto es el “lavaperros” del sacerdote y es quien amenaza, golpea, quema y hace lo que le ordene. sin embargo, indica que no sabe si Parga tenga algún grado de conciencia sobre su actuar: “Está bastante adoctrinado, ya que lo cogió demasiado joven y lo convirtió en su mano derecha”. 

Más implicados

 

Este hombre no sería el único encargado de cometer los presuntos actos delictivos, entre ellos también estaría Daniel (el guitarrista de la banda), Natalia Cabrera (quien sería la actual pareja del padre Freddy: “Ella también maneja dinero y tiene conocimiento de los abusos”, Laura Márquez, Andrea Bayona, Wilson Gutiérrez y Yolima Orjuela.  

“Estas son las personas que yo tengo conocimiento que serían las más cercanas y que podrían estar siendo cómplices y actores principales en otros delitos de violencia física”, afirmó. 

Cabe resaltar que sobre ellos aún no recae ningún proceso penal, sin embargo, sí han sido mencionados en los testimonios de las víctimas de abuso por parte del Padre Freddy.  

DATO

Según la joven, el Padre Freddy ha tenido alrededor de tres parejas estables, quienes han sido beneficiadas económicamente por sostener estas relaciones de manera extramatrimonial.

DATO

Esta redacción se intentó comunicar con Jhon Parga en diferentes oportunidades, para conocer su versión, pero no se obtuvo respuesta.

 

Redacción Web

Comentarios