Tolima: Desarticulan peligrosa banda dedicada al microtráfico

Néstor Aguirre, alias ‘Camilo’, líder de la banda.
Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍA.Néstor Aguirre, alias ‘Camilo’, líder de la banda.
Contenido Exclusivo
La Fiscalía General de la Nación, en trabajo conjunto con la Sijín, capturó a 15 personas que integraban el grupo delincuencial conocido como ‘Los Camilos’, dedicado al microtráfico en Bogotá y algunos municipios de Cundinamarca y Flandes. La banda, además, cometía homicidios selectivos para mantener el control del mercado de estupefacientes.
PUBLICIDAD

Operaban también en el Tolima

 

El Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, informó que ‘Los Camilos’ estaban a cargo de la distribución y comercialización de estupefacientes en localidades de Bogotá como Tunjuelito, Bosa y Kennedy; así como en los municipios de Soacha y Flandes. “Es una gran noticia para la ciudadanía que está azotada por la delincuencia”, señaló el fiscal, al tiempo que resaltó que dentro de los capturados está el cabecilla de la banda. 

Al parecer, el grupo está implicado en al menos 16 homicidios de personas que también estarían dedicadas al tráfico de alucinógenos en las ciudades mencionadas. La investigación se extendió por siete meses, mediante líneas interceptadas, y en ella se pudo establecer que ‘Los Camilos’ vendían cerca de 10 mil cápsulas diarias de estupefacientes y que sus ganancias eran millonarias. 

Los delitos por los que se imputó y se dictó medida de aseguramiento a los 15 capturados fueron homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico o porte de armas de fuego o municiones agravadas. 

 

El líder la banda

 

Néstor Aguirre, alias ‘Camilo’, sería el encargado de liderar el grupo que comercializaba sustancias como el bazuco en decenas de barrios de Bogotá, así como en Soacha y Flandes. Además, Aguirre al parecer ordenaba las muertes de personas en su afán de mantener el control del territorio, así como para realizar ajustes de cuentas con otras personas dedicadas al microtráfico. Por los homicidios, se pagaban sumas de entre $100 mil y $5 millones, dependiendo del ‘rango’ que tuviera la víctima. 

 

Cifra

 

2 mil 100 millones de pesos eran las ganancias mensuales aproximadas de la banda.

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios