Los docentes en la pandemia tienden a disminuir actividades educativas en Ibagué

Si docentes y directivos son los actores sociales educativos relevantes de estas actividades, entonces habrá que poner la mirada sobre ellos.
PUBLICIDAD

La pandemia del coronavirus que implicó el cierre de los planteles educativos a partir de marzo del 2020, producirá múltiples cambios en el mundo escolar en todos los niveles educativos. Cambios en los métodos de enseñanza, disminución de los aprendizajes esperados y en consecuencia efectos negativos en la calidad educativa, requerimientos nuevos en la formación permanente de los docentes, problemas de salud mental en estudiantes y profesores, situaciones de estrés laboral de los docentes, demanda de nuevos recursos para dar respuesta a los efectos de la pandemia y muchos más.

Hay dos datos que crean un estado de alerta en el sistema escolar: que un 54.64 por ciento de los docentes colombianos manifiesten afectaciones de estrés laboral en su desempeño profesional según la Encuesta Internacional de Enseñanza y Aprendizaje (Talis 2018) y los resultados de la encuesta Pulso Social del Dane, divulgada en mayo de 2021 con datos de abril del mismo año, que da una cifra preocupante en cuanto a la continuidad de labores educativas y de aprendizaje de infantes y adolescentes en Ibagué, que tiende a disminuir en los primeros meses del 2021.

En diciembre de 2020, un 89% de estos estudiantes continuaban sus actividades de aprendizaje a pesar de la pandemia y el cierre de los planteles educativos, porcentaje que pasó a ser de 87.17% en febrero del 2021. Porcentaje que está por debajo del dado para las 23 ciudades capitales en las cuales se realizó la encuesta (88.19%).

La disminución de actividades de aprendizaje tiene múltiples factores causantes, asociados a los efectos de la pandemia del Covid-19. Si docentes y directivos docentes son los actores sociales educativos relevantes de estas actividades, entonces habrá que poner la mirada sobre ellos para saber, por ejemplo, cuál es su grado de satisfacción en el trabajo, cuáles pueden ser las consecuencias inmediatas del paro nacional que sigue vigente en el país, con actuación significativa de los docentes agrupados en Fecode; el rechazo a la alternancia propuesta por el Gobierno nacional, con anuncios sobre posible regreso a la presencialidad total a mediados del mes de julio próximo.

Educación.

El bienestar psicológico subjetivo de los docentes 

Pocas veces se estudia sobre la salud mental de los docentes en nuestro medio, los estados emocionales de estos profesionales de la educación, sobre su bienestar, su satisfacción en su desempeño laboral y en general sobre el clima social, laboral y psicológico que viven en las instituciones escolares o fuera de ellas en momentos de la pandemia. Son situaciones de bienestar subjetivo que afectan el rendimiento académico de los estudiantes y, en consecuencia, la calidad de los aprendizajes.

En la encuesta Pulso Social del Dane, de abril de 2021, se encuentra que un 64.3% de la población colombiana todavía tienen sentimientos de estar muy preocupados o un poco preocupados, esto, en las 23 ciudades capitales, entre ellas Ibagué. El Covid-19 todavía nos asusta y ello involucra a los docentes.

 

El estrés laboral de los docentes

“Alrededor de 9 de cada 10 docentes en Colombia manifiestan estar satisfechos con su trabajo, piensan que las ventajas de su profesión superan las desventajas y, si pudieran decidir de nuevo, volverían a escoger la docencia” es una de las conclusiones de la encuesta Talis realizada en el 2018 en 48 países, incluido Colombia con una muestra de 2.398 docentes de básica secundaria encuestados. Datos que no evalúan los efectos de la pandemia pero que permanecen en gran parte.

Entonces, la satisfacción de los docentes en su desempeño profesional es alto, dato que coincide con los resultados anuales de la evaluación de su desempeño anual en los 46 municipios no certificados y en Ibagué, desempeño que se califica como altamente satisfactorio.

Hay un dato negativo en este grado de satisfacción en cuanto los docentes: “Reportaron haber experimentado estrés laboral, donde 54.64% de ellos indicaron que experimentaban mucho o algo de estrés laboral… Para los profesores colombianos, la mayor fuente de estrés es ser señalados como responsables de los logros de los estudiantes: cerca de 6 de cada 10 profesores afirman que esto les causa mucho o algo de estrés. Otras fuentes principales de estrés son tener mucho por calificar y mantener la disciplina en el salón de clases.

Teniendo en cuenta los resultados de Talis 2018, se observa que, en general, los docentes colombianos están motivados y satisfechos con su trabajo, aunque en el desarrollo de su profesión algunas situaciones les causan estrés”.

La docencia sigue siendo una profesión atractiva por varias razones, según la Encuesta Talis, entre ellas: por ser una carrera que da estabilidad en los cargos, da un ingreso salarial también estable, se trata de un trabajo seguro, “los horarios de enseñanza se ajustan a las responsabilidades de mi vida personal”, en una jornada la mayor parte de los casos. “Ser profesor me permitía influenciar el desarrollo de niños y jóvenes… permite beneficiar a los socialmente desfavorecidos… ser profesor permite contribuir a la sociedad”.

Se trata de informes realizados por investigadores de alta calidad, que se apartan de los informes propios de las entidades e instituciones educativas, con la intención de rendir cuentas a la opinión pública. Realizan consultas propias a través de encuestas y análisis documental que resultan útiles para saber sobre el estado actual de la educación en Colombia.

 

Los docentes del Tolima

Según el Dane, en el Tolima el total de docentes de establecimientos educativos oficiales y privados es de 14.015 (2019), de ellos la mayoría en establecimientos educativos oficiales 10.704 el 76.3% y 3.311 en colegios privados, estos últimos con desempeño en zonas urbanas.

La educación en las zonas rurales está a cargo de 4.510 docentes y una buena cantidad de ellos prestan sus servicios en escuelas o sedes multigrado donde labora un solo docente para el desarrollo de todas las áreas y proyectos obligatorios del plan de estudios, docentes que obligatoriamente deben enseñar inglés y matemáticas, así no tengan formación previa para ello.

De un total de 1.839 planteles educativos de la red escolar del Tolima, la disponibilidad de por lo menos un servicio de Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, existe en 1.616 escuelas o sedes rurales, datos que tienen que ver con la educación en casa o a distancia que los docentes deben garantizar a sus estudiantes.

El Laboratorio de la Economía de la Educación de la Universidad Javeriana realizó una encuesta sobre los cambios y retos que enfrentaron los docentes durante el cierre de los colegios por la pandemia, en una muestra de 4.527 docentes, 905 rectores de 762 instituciones educativas.

Un 27% de los docentes no continuó clases bajo ninguna modalidad, dos de cada 10 tardaron más de un mes en retomar sus actividades académicas con estudiantes, cinco de cada 10 estudiantes asistieron a actividades académicas con presencia de sus docentes, 4 de cada 10 estudiantes realizaron actividades de aprendizaje sin la presencia de los docentes debido a la ausencia de conectividad a internet en primer lugar,por no disponer de computador, o tableta, en segundo lugar y, luego, debido a falta de apoyo de los padres o poca motivación para el estudio. El 40% de los docentes usó solo metodologías asincrónicas y el 10% solo sincrónicas.

LUIS EDUARDO CHAMORRO

Comentarios