La Petite Marie, una marca familiar que pone a danzar al Tolima

Crédito: SUMINISTRADAS / EL NUEVO DÍA
A través de prendas elaboradas en telas especiales, este emprendimiento viene ayudando a los bailarines de la región, y generando nuevos conceptos de ropa versátil.
PUBLICIDAD

Con prendas versátiles que responden a las necesidades de bailarines tanto aficionados como profesionales, esta marca ibaguereña desde el 2018 viene trabajando fuertemente para responder al mercado no sólo local sino internacional.

La Petite Marie es una empresa familiar, que desde su nombre y concepto rinde homenaje a la unión de ideas y talentos. Traduce del francés ‘La pequeña María’, que según su creadora, también hace referencia a que su mamá, su hermana y ella llevan ese nombre.

Se trata de María Alejandra González Florez, una ibaguereña que desde muy temprana edad se interesó por el baile, por la danza; y desde entonces, emprendió un camino que hoy la tiene además de liderar este emprendimiento, formándose como Licenciada en Danza Contemporánea en la Universidad de Guadalajara, en México. 

“Nace ante la necesidad que tenía la ciudad por no tener una tienda especializada en prendas y accesorios para el entrenamiento de la danza; soy bailarina desde los 11 años (...) y he conocido de experiencia propia la situación”, contó María Alejandra.

Su pasión por la danza la ha llevado a varios escenarios, y con escenarios se hace referencia a pistas, teatros así como ferias; y esto toda vez que en la reciente edición de Ibagué, Negocios y Moda tuvo un stand, que junto con su mamá, María Nethy Florez, dieron a conocer su primera colección, que ella indica es ‘cápsula’. 

“Es una colección cápsula porque es pequeña; la idea es no entrar dentro de la moda rápida. La colección solamente tiene 14 prendas, y la idea es que estas sean versátiles, que el bailarín no tenga la necesidad de tener tantas prendas en su armario, sino que algunas pueda utilizarlas en varios géneros (...) esta primera colección se llama ‘Libertad’”, explicó González.

Y es que tanto el concepto, como la primera colección, han sido pensadas y realizadas ante la carencia de marcas propias, así como los altos precios para acceder a este tipo de ropa.

Por esa razón, La Petite Marie, creada y liderada por una bailarina en formación profesional, ha venido consolidándose y “uniendo pasiones”, como lo dice ella, y encontrar prendas como bodies, bolsos, truzas, tops reversibles, chaquetas e incluso bolsos doble faz, que tienen varias funcionalidades.

Van desde lo doble faz, hasta formas de usarse bien sea en prácticas más académicas como el ballet clásico, así como los ritmos latinos e incluso lo urbano. Asimismo, algunas prendas son ajustables a actividades como el gimnasio y baile aficionado.

“Hemos encontrado la manera de confeccionar prendas que sean de fácil acceso, además de comodidad para las bailarinas. (...) tenemos tallas y referencias infantiles y juveniles (...) y nuestras telas, que son completamente colombianas, nos dan la certeza de que pueden practicar la técnica sin problema.

 (...) en cuanto a las telas de las prendas, algunas son en antifluido y lycra, y los colores se definen según las prácticas porque para ballet todo tiende a ser más clásico y riguroso, mientras que para ritmos latinos y urbanos la propuesta es otra”, explicó la empresaria.

 

Microempresa familiar

Petite

De este negocio, ya se ha mencionado que está a cargo de María Alejandra, que es la menor de sus hermanos, y que junto a su mamá, y su hermana Angélica María González Florez, llevan con éxito las banderas del proyecto.

No obstante, cabe destacar que la señora María es quien confecciona varias de las prendas, uniéndose así con su talento al emprendimiento; que otras prendas son confeccionadas en otro taller debido a que allí tienen maquinaria que ellas aún no obtienen propiamente en su casa, lugar donde está también la empresa; y Angélica María es la diseñadora gráfica.

“Yo estoy encargada de diseñar los bocetos y adhiero mis conocimientos desde mi práctica (...) todo esto ha sido de manera empírica, pero he tomado cursos de bocetaje, además de que, estando muy pequeña siempre mostré mi talento y gusto por dibujar”, afirmó María Alejandra.

La Petite Marie, en su corto tiempo de creación y trabajo, ha demostrado que aún vendiendo pocas prendas sueltas, y luego generando credibilidad al confeccionar los uniformes de algunas escuelas y academias de baile en Ibagué, “la empresa local es confiable y puede competir frente a las importaciones que es lo que predomina en el mercado”. 

De ahí, que ‘La Petite’ también tenga entre sus productos varios accesorios complementarios, que le han dado tranquilidad a sus clientes a la hora de adquirir elementos de forma más sencilla.

“Traemos por encargo elementos como zapatos para bailar salsa, tenis con suela especial para bailar todo tipo de género, burdas, medias convertibles para ballet y danza contemporánea, así como punteras y arañas”, agregó.

Finalmente, destacó que el propósito que tienen con su emprendimiento es alcanzar un lugar de confianza en la región, para luego proyectarse a nivel nacional y por qué no, internacionalmente, con el empoderamiento de esta joven que tan solo tiene 20 años.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

Alejandra Caviedes

Comentarios