No dejes que te gane el acné

Puede resultar imposible lo que los adultos nos piden cuando nos ven la cara llena de granos: ¡paciencia y cero estrés! Pero, ¿cómo? Si cada mañana levantarse y verse al espejo puede resultar una tortura. ¡Y ni hablar de ir al colegio!

“Los hombres pueden llevarlo mejor, para una mujer es tenaz”, recuerda Adriana, de 20 años y estudiante de Ingeniería Industrial.

Sin embargo, tanto para los chicos como para las chicas, el acné afecta profundamente la autoestima. La Organización Mundial de la Salud indica que las enfermedades de la piel son una de las causas de suicidio en adolescentes.

¡Pero calma! Si te llevas las manos a la cara para tratar de acabar con los comedones, debes saber que solo estás empeorando las cosas. Consultar a tiempo al especialista y mantener una higiene adecuada de tu rostro, hará que te veas mejor.


“Desde octavo hasta undécimo tuve mi cara muy brotada, pero jamás se me pasó por la cabeza ir a un especialista. Solo sufría en silencio”,  comenta Adriana.


Sus compañeros la molestaban constantemente llamándola por apodos despectivos que la sumían en la depresión.


“Es importante apoyar a los chicos para que no se depriman y la mejor forma de hacerlo es llevándolos con el dermatólogo”, comenta la psicóloga Carolina Dulcey.     


La especialista señala que en los casos de acné moderado y severo es necesario el apoyo psicológico, ya que la identidad se puede ver atrofiada por este padecimiento.


“Para los adultos, los problemas de la piel producen ansiedad y tristeza profunda, incluso aislamiento. En un joven pueden provocar también un trastorno de la personalidad”, señala Dulcey.


Papás: ¡no hay que tomarlo a la ligera! El rostro es una marca de identidad y si el acné está presente en él, las cosas serán más difíciles.


“Al entrar a la universidad acepté por fin ir con el especialista. Estuve en tratamiento por dos años y medio y tuve que hacer caso por fin y tener paciencia. Cambiar mi forma de alimentarme y manejar el estrés de una mejor manera. Finalmente me curé”, finaliza Adriana.


También aprendió a ser más fuerte con relación a las bromas de sus compañeros y su experiencia con el acné la ayudó a formar una personalidad más segura de sí misma.


Pero, mientras tanto, ¿qué hacer con el acné?

“Lo más importante es que los jóvenes tengan buenos hábitos de higiene. Los pacientes con acné tienen tendencia a la piel grasa y deben usar un dermolimpiador específico para ese tipo de piel. También es importante usar bloqueador solar especial para piel grasa porque cada lesión puede dejar una mancha”, explica la especialista Andrea Acevedo.

¡Y nada de oprimirse los comedones! Las manos tienen muchas bacterias. Es mejor esperar  a que pase, por mucho que sea incómodo verlos ante el espejo. A la larga, se verán los resultados.


LA VOZ DEL EXPERTO
Andrea Acevedo
Médica estética de la organización Alan González
¿Cuál es el tipo de acné que más suele aquejar a los adolescentes?
“El acné más común en los adolescentes es aquel que se presenta con comedones, puntos negros o blancos, o las pápulas (granitos rojos). Se conoce como el acné vulgar o comedoniano, de tipo inflamatorio principalmente. Hay una alteración de la producción de la grasa normal de la cara, el tórax, o la parte posterior”.

¿Qué pueden hacer los adolescentes?

“Lo primero que deben hacer es consultar temprano y no esperar a que este acné que se ve como muy normal para que no avance y posteriormente puedan dejar cicatrices o secuelas que existen, pero que son mucho menores si se tratan a tiempo”.

¿Cuáles son los tratamientos para controlar el acné?
“Este manejo es específico y depende de cada paciente. Hay acné leve, moderado y severo, y de acuerdo con el diagnóstico se determinará qué clase de tratamiento se le dará al paciente. Entre las opciones hay una terapia tópica: aplicación de productos para exfoliar la piel y disminuir la producción de grasa para evitar que las lesiones sigan apareciendo. Otra alternativa es el tratamiento antibiótico vía oral que debe ser recetado por el especialista. Otros tratamientos son las limpiezas faciales profundas y terapias lumínicas que combina varias fuentes de luz, pero no es láser y cuenta con varias longitudes de onda de varios colores que tienen efectos sobre la inflamación, destruyen la bacteria del acné y disminuye el enrojecimiento”.

¿Qué tan efectivas y seguras resultan las cremas como el dermacol o pastillas como la isotretinoina?

“Son opciones válidas, y el Roacután fue la primera molécula que salió, derivado de la vitamina A. Estos productos disminuyen la producción de grasa a nivel de todo el organismo. Genera incluso un poco de resequedad en los ojos, la boca y la piel. Debe ser prescrito por el especialista y no es para todo tipo de acné, es para acné muy severo o de difícil manejo. Estos medicamentos hay que tomarlos con mucho cuidado porque
pueden alterar los triglicéridos, la función hepática y producir depresión”.  

Factores negativos para el acné
• Maquillaje con base de aceite, bronceadores y productos para el cabello.
• Estrés.
• Cambios hormonales, en especial durante la menstruación.
• Apretar o escarbarse las marcas.
• Restregar con fuerza la piel.

LISTA
Tipos de acné
1
Acné comedón o comedoniano: solo aparece la seborrea de la piel con numerosos comedones. Es la forma más leve.
2
Acné papuloso: gran cantidad de comedones muchos de ellos inflamados. No aparecen o lo hacen en pequeño número las lesiones con pus.
3
Acné atrófico: En ocasiones un acné papuloso, sobre todo si es muy intenso, evoluciona dejando pequeñas oquedades y cicatrices en la piel.

BELKYS P. ESTEBAN

Comentarios