Nuevas capturas por muerte de Diego Felipe Becerra

ARCHIVO COLPRENSA
Esta mañana se hicieron efectivas cinco ordenes de captura contra presuntos implicados, en los hechos relacionados con la muerte del grafitero Diego Felipe Becerra.

Entre las personas aprehendidas por el CTI de la Fiscalía hay tres policías y dos civiles, quienes estarían relacionados con la manipulación de pruebas en la escena del crimen de Becerra, ocurrido el 19 de agosto de 2010. 

Los capturados, quienes deberán responder por los delitos de fraude procesal, ocultamiento y destrucción de material probatorio y favorecimiento de homicidio, fueron identificados como los subtenientes de la Policía, Rosemberg Madrid; el subintendente Juan Carlos Leal Barrera, además del patrullero Nelson Daniel Rodríguez Castillo. 

A ellos se suma el abogado Héctor Hernando Ruíz Echavarría quien defiende al patrullero Wilmer Alarcón (autor material del hecho) y el conductor Jorge Eliecer Narváez. 

Madrid fue capturado en Mariquita (Tolima). La noche de los hechos fungía como comandante del CAI Andes, adscrito a la estación de Suba y era el superior jerárquico del subintendente Leal Barrera y de los patrulleros Alarcón y Rodríguez Castillo. 

De otro lado, Leal Barrera fue aprehendido en la Terminal de Transportes de Bogotá y es señalado de ser el primer respondiente, es decir la primera personas que llegó a la escena del crimen. 

Rodríguez Castillo por su parte fue capturado en la estación de Policía del barrio Santafé en la capital del País. 

Mientras el jurista Ruíz Echavarría, fue ubicado por la Fiscalía en vía pública del barrio Nueva Marsella de Bogotá. 

Por último Narváez fue capturado en vía Pública del barrio San Isidro, de la capital de Colombia y es el conductor del servicio público quien instauró una denuncia en contra de Becerra en la cual decía haber sido víctima de un hurto a mano armada, versión que cambió días después, lo que generó serias dudas sobre la veracidad de la misma. 

Se espera que este martes se adelante la audiencia de legalización de captura, imputación de cargos en contra de estas personas, y posterior solicitud de la medida de aseguramiento. 

El dato

El próximo 4 de diciembre se espera que se dé inicio al juicio del patrullero Wilmer Alarcón, quien se encuentra actualmente privado de la libertad por el delito de homicidio agravado en calidad de dolo. 

COLPRENSA

Comentarios