emergencia

 

Un reconocimiento a los maestros que inspiran

Este reconocimiento sirve para poner de relieve el trascendental papel que desempeñan los educadores en el desarrollo de las regiones, ya que en sus manos está la formación de las nuevas generaciones.

La labor de los docentes, en especial en las zonas alejadas de los grandes centros urbanos, requiere de esfuerzos adicionales, por las distancias que deben recorrer día a día, por la precariedad de los recursos tecnológicos y didácticos en las aulas, y por las carencias de las comunidades con las que trabajan. Por razón de la pandemia y del cierre de los centros escolares, los docentes enfrentaron nuevos obstáculos, pues en los territorios alejados no existe cobertura suficiente de internet y muchas familias no disponen de un computador u otro dispositivo, lo cual hace imposible la enseñanza virtual; por eso fue preciso que los educadores recurrieran a estrategias innovadoras para que sus estudiantes no perdieran clases.

Por estas circunstancias, Compartir, que cada año exalta a los maestros, creó un premio especial como reconocimiento a los docentes que en esta época de emergencia han implementado tácticas novedosas para garantizar que los estudiantes no interrumpan su aprendizaje y que denominó “Educadores que inspiran”. Uno de los galardones fue para un grupo de sesenta profesores de instituciones educativas de los municipios de Ataco, Chaparral, Rioblanco y Planadas que se aliaron e idearon el programa radial Voces del sur, que se emite tres veces por semana a través de emisoras comunitarias. El programa convoca a estudiantes,  padres de familia y comunidad en general.

Este reconocimiento sirve para poner de relieve el trascendental papel que desempeñan los educadores en el desarrollo de las regiones, ya que en sus manos está la formación de las nuevas generaciones. Son ellos quienes infunden en los niños el interés por adquirir conocimientos, despiertan su curiosidad por el mundo científico; los animan a documentarse, motivan su espíritu crítico y los enseñan a no tragar entero. Además, les brindan herramientas para que obtengan la capacidad de liderar su propia vida, construir relaciones con su entorno y tomar decisiones conscientes y responsables.

Los maestros son la clave del progreso de las naciones y el Tolima es una región ávida de líderes con criterio y compromiso; los gobernantes han de invertir más en mejorar las condiciones de los centros donde se imparte enseñanza, contratar suficientes maestros, motivarlos, apoyarlos, ofrecerles una justa remuneración y procurarles formación continua. Esta es una inversión en el porvenir.

EL NUEVO DÍA

Comentarios