Procuraduría Ambiental investigará daños a palmas de cera en Cajamarca

Crédito: Suministradas / el nuevo díaEn la vereda La Leona se siguen adelantando quemas en predios privados para extender cultivos, en esta actividad están causando un gran daño a las palmas de cera.
Con el paso de los meses la problemática ambiental en el Cañón de Anaime sigue en aumento, pues el afán de extender cultivos de aguacate hass sigue afectando a las palmas de cera.
PUBLICIDAD

Habitantes de Cajamarca siguen expresando su preocupación por el daño que se le hace a las palmas de cera en el Cañón de Anaime, según evidencia fotográfica además de quemar el área en donde se encuentran los árboles, también las están arrancando de raíz.  

PALMAS

Al consultar la situación con Robinson Mejía, consejero de la Cuenca Coello por el sector de las ONG’s, indicó que según las denuncias conocidas, en un predio de la vereda La Leona estarían aperturando caminos, por lo que terminan haciendo quemas que alcanzan a las palmas.

“Nos habían dicho que no quemaban las palmas, que lo que hacían era talar el talud, varias excusas, (pero) ya está la prueba consistente que en la finca el Placer, que no sabemos de qué empresa aguacatera es, están construyendo carreteras en donde están quemando palmas de cera”.

Estas denuncias se suman a una serie de hechos que se empezaron a conocer desde el año anterior. A pesar de las evidencias que se han expuesto a través de redes sociales y ante las autoridades competentes, la ciudadanía aún no ve los resultados.

“Al día de hoy Cortolima no ha hecho nada, nosotros hemos preguntando si hay algún expediente sancionatorio por esta situación y la respuesta es que no y en la Alcaldía manifiestan que han entregado las denuncias a la Corporación”, comentó el consejero.

El hecho es que en Cajamarca se siguen haciendo talas que afectan el árbol insignia de Colombia y en palabras de los habitantes “nada pasa”.

Cabe recordar que desde el 27 de junio de 2020, EL NUEVO DÍA ha expuesto varios de los hechos denunciados por la ciudadanía y algunos dirigentes políticos como el diputado Renzo García, quien en ese entonces envió una alerta por la quema de varias hectáreas boscosas para abrir paso al cultivo de aguacate has.

PALMAS QUEMADAS

Teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, solo surge un “desconcierto” porque hasta el momento lo que se aprecia es que las denuncias no tienen efecto.

 

Procuraduría Ambiental inició investigaciones 

En diálogo con el mandatario de Cajamarca, Julio Roberto Vargas, reiteró que como alcaldía le preocupa en gran medida “el aterrizaje de grandes plataformas económicas extranjeras a nuestro territorio, que compran fincas grandes para sembrar aguacate. Y especialmente, nos preocupa que no le den un buen manejo ambiental a nuestro territorio, que es lo que ha pasado en algunas ocasiones”.

Vargas agregó que otras quejas recibidas se relacionan con afectación en bosques o nacimientos de agua. Mencionó que los casos fueron remitidos a Cortolima, además “hicimos unas mesas técnicas con la Procuraduría Judicial, Ambiental y Agraria del Tolima, la Personería y de ahí surgió que la Procuraduría abrió unas investigaciones a propietarios de estas grandes fincas, para que se les haga investigación frente a las problemáticas ambientales”.

Desde el Ministerio Público, al parecer, hay interés por escuchar las denuncias de la comunidad y la Administración local, pues a partir de ellas se abrieron las indagaciones en Cajamarca y en Toche, Ibagué, a propietarios de grandes predios. 

En esta última población se dio a conocer varias afectaciones ambientales tras la ampliación irregular de la frontera agrícola para la siembra de arracacha.  

Asimismo, el mandatario expresó que se han adelantado diálogos con la Corporación, entidad que en estos momentos estaría adelantando un proceso relacionado con la regulación de la frontera agrícola en Cajamarca, especialmente, en los sectores en donde hay palmas de cera.

El burgomaestre comentó que estos procesos son demorados, por lo que le preocupa no dar una respuesta rápida a la comunidad, sin embargo, con la apertura de investigaciones por parte de Cortolima, se espera empezar a conocer en corto tiempo, actos administrativos por parte de dicha autoridad ambiental.

 

DATO

A los campesinos y agricultores de la ‘Despensa agrícola’ les preocupa que el exceso de siembra de aguacate hass termine convirtiendo estas tierras en un monocultivo.

 

DATO

En el Cañón de Anaime es donde más se evidencian daños ambientales a medida que crece la siembra del ‘hass’.

Redacción Tolima

Comentarios