Villahermosa está en calamidad pública por colapso vial

Crédito: Tomada del Facebook Alcaldía de Villahermosa / el nuevo díaAdemás de la red terciaria, los habitantes también están preocupados por el taponamiento de la vía que conecta esta población con Casabianca.
El deterioro y los bloqueos por deslizamientos de tierra en los corredores viales terciarios, tienen en ‘jaque’ a los habitantes de esta población. A esta situación se le suma una escasez de abarrotes y combustible.
PUBLICIDAD

Villahermosa es otra de las poblaciones de la región que tiene cerca del 80% de la red terciaria colapsada a causa del invierno. Debido a un fuerte aguacero registrado el domingo en la noche, las comunidades que residen en sectores como Siberia, Samaria y Guayabal, estaban a la espera, hasta ayer, de volver a tener movilidad.

El coordinador de Gestión del Riesgo del Municipio, Óscar Castiblanco, indicó que son varias las afectaciones y de gran magnitud, las que hay en la zona, sin embargo, se logró trasladar maquinaria para abrir paso y lograr que las familias llegarán al casco urbano a vender sus productos y a la vez abastecerse.

El funcionario agregó que el trabajo tomará tiempo y, que además se registran varias emergencias de manera simultánea en otros puntos de Villahermosa, “por decir, un 80% de las vías terciarias y secundarias del municipio están colapsadas. El lunes hizo un recuento la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo y tenemos afectados alrededor de 160 kilómetros en vías, por taponamientos y en muchos otros sectores por pérdida de banca”.

En medio de la situación y la poca maquinaria con la que se cuenta en el momento, se avanza para ayudar a los habitantes, como es el caso de las veredas Guadualito y el Castillo, “también es un corredor vial importante, porque (se conectan) muchas veredas.

“Tuvimos pérdida de la banca en la vía a la Lima, todos los reportes se entregaron a la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo, a la Secretaría de Infraestructura y a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres”, comentó Castiblanco.

Otra de las preocupaciones de los villahermosunos, es un hundimiento de terreno en el sector que une el casco urbano con Alto Bonito, por lo que se hará una visita de inspección.

Asimismo, el tramo conocido como la Armenia, que da paso hacia Líbano, es una zona que históricamente muestra un estado crítico y que está en la lista de pendientes del Departamento. 

De otro lado, en un balance general se tienen 47 familias afectadas por invierno en esta población. 

 

En calamidad pública 

Desde comienzos de mayo se declaró en el municipio la calamidad pública y la urgencia manifiesta, medida que le permite a la Administración municipal, buscar maquinaria y adquirir ayudas para los afectados, no obstante, “hay la viabilidad de contratar maquinaria, pero ni siquiera con esa posibilidad se ha logrado conseguir, porque son muchas las afectaciones en el Departamento. Ahora con el tema del paro todo está estancado, no hay combustible, se juntaron todas las cosas al mismo tiempo”, expresó el coordinador de Gestión del Riesgo. 

Igualmente, comentó que a nivel territorial no se tienen vías bloqueadas por manifestaciones, el ‘cuello de botella’ estaría en los municipios de la zona baja. La situación está generando escasez de víveres y abarrotes.

 

Entre alerta amarilla y naranja 

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, actualmente el Departamento tiene 15 municipios en alerta naranja por riesgo de deslizamiento de tierra. Entre ellas está Villahermosa, Alpujarra, Cajamarca, Chaparral, Dolores, Fresno, Herveo, Ibagué, Líbano y Murillo. 

Y en nivel amarillo hay 16 poblaciones, algunas son Anzoátegui, Armero – Guayabal, Casabianca, Coyaima, Natagaima, Planadas y Roncesvalles. 

A la par, existe alerta roja por crecientes súbitas en las cuencas de los ríos Coello, Combeima, Totare, Sumapaz, por lo que se recomienda atención especial en Melgar en el Tolima y Cabrera, Pandi y Silvania en Cundinamarca. 

Mientras que en nivel amarillo existe posibilidad de un incremento moderado súbito en los ríos Sabandija, Recio y Lagunilla, por lo que se llama la atención sobre Murillo, Líbano, Lérida, Armero – Guayabal y Venadillo. 

 

DATO

El corredor Siberia, Samaria y Guayabal tiene prioridad porque es ruta de evacuación ante alguna eventualidad derivada del Volcán Nevado del Ruiz. Otra preocupación que hay en esta vía, sería algunos daños en la estructura del puente que cruza por la quebrada Guayabal, por eso se programó una visita para verificar el estado.

 

DATO

La represa de Prado está en un volumen de 95,57%, el Quimbo en 90% y Betania en 82%.

Redacción Tolima

Comentarios