Recursos para la bocatoma del Combeima están en veremos

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El Fondo de Adaptación hizo un convenio sin estudios y diseños para destinar cerca de 860 millones de pesos para la recuperación de la bocatoma en el Combeima, pero ahora los análisis determinan que se necesitan $5 mil millones, por eso el Gerente del Ibal viajará a Bogotá para buscar un acuerdo.

No solo los recursos para el Acueducto Complementario con el Viceministerio de Aguas están en veremos, sino que se le suma a este un lío con el Ministerio de Hacienda para la reconstrucción de la bocatoma del Combeima.

Este lunes, el gerente del Ibal, Carlos José Corral, viajará a Bogotá para reunirse con miembros del Fondo de Adaptación, para definir qué pasará con los 860 millones de pesos que había comprometido esta entidad para el proyecto de la bocatoma, y si sobre esta cifra se podrá gestionar una adición presupuestal.

Episodios

Desde abril del 2012, el Ibal presentó un proyecto por un valor de mil 150 millones de pesos, por tal razón el Fondo de Adaptación habría viabilizado los recursos sin tener estudios y diseños, según informó la empresa de acueducto y alcantarillado de Ibagué.

Finalizando el 2013 se firmó el convenio entre el Fondo de Adaptación y la Alcaldía municipal, mediante el cual la Administración se comprometió a efectuar por medio del Ibal los estudios y diseños para luego contratar la reconstrucción de la bocatoma Combeima, debido al deterioro por el incremento del caudal en el río a causa de los fenómenos climáticos.

Los estudios contratados por el Ibal fueron adelantados con el ingeniero Luis Fernando Triana, y se estableció que realmente son requeridos cerca de cinco mil millones de pesos, pero la posición del Fondo de Adaptación es mantener en firme el aporte ya convenido, y pidió la modificación según el alcance técnico del contrato.

“Lo lógico es que destinen más recursos, si el proyecto lo aprobaron por mil 150 millones de pesos sin diseños ni estudios, y hoy hay estudios adelantados que hablan de otra cifra, pues tienen que reasumir una situación diferente y reasignar los dineros, esa es nuestra posición”, afirmó el Gerente del Ibal.

Debido a esto y para que no se perdieran los recursos, según el consorcio Ceisma, el Ibal se habría comprometido a estabilizar la problemática de la bocatoma con recursos propios, y los ya convenidos con el Fondo de Adaptación se invertirían en obras de mitigación de aguas arriba de la bocatoma.

“El objeto inicial del convenio era la reconstrucción de la presa existente en la bocatoma Combeima; pero ahora la posición del Fondo de Adaptación es la reconstrucción de esta, más presas adicionales para mitigar efectos de una avalancha y lógicamente esto cambia el panorama total”, aseguró Corral.

Y complementó, “ellos tienen los estudios avanzados de lo que han exigido y nosotros les hemos sustentado nuestra posición técnica, pero lógicamente falta lo que tiene que ver con las exigencias de las nuevas presas, que es donde estamos partiendo de la diferencia técnica y no lo hemos subsanado”.

Incertidumbre

El Gerente del Ibal afirma que todo depende de lo que se establezca el lunes en la tarde, ya que a pesar de que están dentro del tiempo para entregar las exigencias que hacen falta, de la posición que asuma el fondo se tomaran las decisiones, “eso nos permitiría tener absoluta claridad de cuál es la situación a futuro, pero la convicción hoy es esa”.

El convenio vence el 8 de noviembre de este año, por lo tanto es necesario definir con prontitud el tema, ya que el tiempo que reste puede ser crucial para los estudios y diseños pertenecientes a las presas alternas a la bocatoma.

Por su parte, el Ceisma que es la firma contratada por el fondo, expresa que “aunque se acordaron alcances, tiempos y en general compromisos con la consultoría indicada por el Ibal, hasta la fecha no se ha hecho entrega de un proyecto integral que permita garantizar que los recursos que dispone del Fondo Adaptación tendrían un uso adecuado”.

HERYK FARFÁN

Comentarios