Inconformismo por cambios de los contadores del agua

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Como un “baldado de agua fría” cayó la noticia en los ibaguereños relacionado con el cambio que se va a realizar el próximo mes.

Luego que la comunidad se enterara del cambio de los 12 mil contadores magnéticos de agua en la ciudad por parte del Ibal, se comenzó a sentir un ambiente de inconformismo y descontento en los usuarios, quienes aseguran que esta no es la solución a las irregularidades del sistema.

“Hace poco cambié el contador de agua de mi casa y ahora salen a decir que toca volverlos a cambiar y para ello toca pagarles al Ibal por este; aparte en el sector donde resido el agua se va casi ocho horas diarias, no es justo pagar por un servicio que casi no se ve”, afirma Francisco Beltrán, habitante del barrio Simón Bolívar.

¿Negocio?

La inconformidad se ve reflejada en el hecho de que dicho anuncio es visto como un negocio de la empresa. También es rechazado el incremento en las facturas.

El concejal Pedro Mora se refirió al tema comparándolo con el antiguo caso de la empresa de energía eléctrica de la ciudad, cuando pretendía cambiar todos los contadores para evitar los posibles fraudes.

“Es importante establecer que esta es una facultad que tienen las empresas de servicios públicos para promover al interior de la colectividad de los usuarios, el cambio de tecnologías de medidores, pero éste requiere un estudio técnico puntual”, acotó Mora.

Por su parte, el concejal Camilo Delgado, indicó que el cambio de medidores, en este momento, no es una prioridad en la ciudad y agrega que en Ibagué se debe poner mayor atención a la fuga del líquido en distintos sectores de la ciudad.

Costo de los medidores

Aparte del malestar por este cambio, los habitantes de la ciudad indican que este gasto lo debe asumir la empresa prestadora del servicio.

Gran parte de la población ibaguereña posee un sueldo mínimo y el pago de 173 mil pesos por adquirir un nuevo medidor no está a su disposición. A lo que acotan que comprarlo en una ferretería les genera de igual forma el tener que pagar para su instalación al Ibal, por ello muchos de los habitantes sienten que este es un negocio y que el servicio del agua es deficiente y los costos cada vez son más altos.

Fugas de Agua en la ciudad

Por su parte, la Contraloría Municipal, en cabeza de Edwin Riaño Cortés, llevó a cabo un recorrido por los distintos puntos de la ciudad donde se presentaba pérdidas de agua, en virtud a un sinnúmero de denuncias presentadas ante esta entidad.

Edwin Riaño, contralor Municipal, al visualizar la problemática de la pérdida de agua en diferentes sectores, convocó a una reunión extraordinaria al gerente del Ibal Carlos José Corral Albarello, para tomar medidas inmediatas y dar solución a esta problemática. 

“Luego de la reunión sostenida con el Gerente del Ibal se concluyó que el día martes (9 de junio) se iniciarán labores de reparación en estos puntos críticos de la ciudad; de incumplirse este acuerdo se tomarán medidas por parte de nuestro órgano de control”, concluyó Riaño. 

Qué opinan los concejales

Camilo Delgado

“Definitivamente estamos apostándole a las inversiones equivocadas; hoy el principal problema en Ibagué en materia de infraestructura hídrica sigue siendo la pérdida de agua no contabilizadas; las fugas por la ciudad abundan, la cantidad de líquido preciado que se está desperdiciando es mucha y esto finalmente lo paga el usuario. “Podemos hablar de 15 mil millones de pesos que se han perdido por ello, creo que ese debería ser hoy el objeto de discusión por parte de la junta directiva del Ibal y no un cambio de medidores, que por supuesto se necesitará, pero en este momento no es acorde con las prioridades que debería tener la empresa”. 

Pedro Mora  

“La empresa tiene que tomar medidas para controlar las pérdidas primero y fortalecer sus redes principales, pero no es el contador finalmente el que resuelve la problemática. Los problemas del Ibal no los tiene que pagar el usuario, nosotros tenemos que cancelar una parte pero cuando la empresa fortalezca su servicio, continuidad y calidad”.

ÁNGELA MUÑOZ

Comentarios