emergencia

 

Acusan oficialmente al mayor Molano de disparar en contra de Santiago Murillo

El mayor Jorge Mario Molano Bedoya, comandante de la Estación de Policía Norte y uno de los dos oficiales capturados la semana anterior por el homicidio de Santiago Andrés Murillo, es la persona que habría disparado contra el joven de 19 años, según sostuvo la Fiscalía General de la Nación.
PUBLICIDAD

En audiencia de conflicto de competencia, en la que todas las partes solicitaron que el caso sea asumido por la justicia ordinaria y no la penal militar, la delegada de la Fiscalía describió las circunstancias en las que recibió el impacto de bala mientras transitaba la calle 60 con carrera Quinta el pasado 1 de mayo, día que se desarrolló una marcha del paro nacional.

Según el relato de la funcionaria, desde calle 60 con carrera Sexta, el mayor Molano y el teniente Pablo Andrés Parra Forero, comandante del CAI Éxito -el otro oficial capturado- dispararon sus armas de dotación hacia el piso y el cielo con el fin de disipar el grupo de personas que estaban lanzando piedras contra la librería Panamericana.

El mayor y su compañero se desplazaron una cuadra hacia la avenida Quinta, frente al establecimiento afectado, mientras que Santiago, quien caminaba solo y despacio por el carril bajando, fue alcanzado por el proyectil por el lado izquierdo de su cuerpo y se desploma a tres metros, aproximadamente. 

“A través de elementos materiales probatorios se estableció que el disparo es producido desde el lugar donde se ubicada el señor oficial mayor Molano Bedoya, quien, sin ninguna situación que ameritara amenaza o respuesta para usar fuerza al extremo y quien se encontraba aproximadamente a unos 80 metros de distancia de la víctima, sencillamente dispara contra Santiago Andrés Murillo”, contó. 

En su intervención, la delegada narró que un grupo de personas que estaban adelante de Santiago se devolvió hasta donde el joven y, pese a las solicitudes para que lo ayudaran, el mayor y los demás uniformados no lo auxiliaron, por lo que acudieron a un motociclista para que los trasladara a la Clínica Nuestra, donde se declaró su fallecimiento tras 28 minutos de maniobras de resucitación.

“Se estableció que el joven Santiago Andrés Murillo Meneses no generó ningún acto en contra del uniformado que hubiese puesto la vida de este en peligro. De por sí los separaba una avenida completa, compuesta de dos carriles. La víctima se desplazaba solo, a pie, y es alcanzado por el proyectil disparado por el oficial de manera directa”, agregó.

Así mismo, la Fiscalía aseguró que el proceso debería seguir en la justicia ordinaria y no pasar a la Justicia Penal Militar, esto con el objetivo de garantizar la independencia del proceso.

Tolima.

Redacción web.

Comentarios