En municipios esperan que ocurra un ‘milagro’ y cesen aguaceros

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍAEn la vía Cunday - Villarrica son varios los puntos críticos y de pérdida de banca. Entre el corregimiento Santiago Pérez corregimiento de Planadas, también hay dificultades por inestabilidad vial.
A pesar de los esfuerzos de las administraciones locales y de la departamental, para mantener la movilidad en vías secundarias y terciarias, las fuertes precipitaciones siguen dejando comunidades aisladas y en medio de una crítica situación.
PUBLICIDAD

Con el paso de los días, el invierno sigue dejando fuertes estragos a su paso. En poblaciones como Villarrica, Ortega, Ataco y Dolores, las vías principales tienen puntos críticos que superan la capacidad de respuesta de las administraciones locales, por lo que las alternativas que quedan es esperar el apoyo del Gobierno departamental y que el periodo de más lluvias cese.

 

Preocupación por producción agropecuaria 

En Villarrica se tienen diferentes dificultades en el corredor que lo conecta con Cunday, el secretario de Planeación, Mario Portela, explicó que es preocupante la situación sobre los 33 kilómetros del carreteable “por pérdida de la banca, derrumbes y en general por la ola invernal que estamos padeciendo.

“Nos afecta bastante, porque esta vía se encuentra en su totalidad en jurisdicción de Cunday, por eso aprovecho esta oportunidad para decirle a nuestro amigo, el gobernador Ricardo Orozco, que nos colabore enviándonos un equipo de maquinaria, para poder recuperar esta vía que es la única que tenemos para sacar nuestros productos”.

Actualmente, hay cosecha cafetera, producción de guanábana, banano, entre otros frutales, también, se trabaja en la comercialización y levante de ganado.

Algunos de los daños están en el sector conocido como el Balso, ubicado a tres kilómetros de Cunday, igualmente, en la vereda Margaritas, “son varias pérdidas de banca; en el sector Barrero tenemos bastante afectación, es muy difícil y riesgoso para los vehículos y la ciudadanía transportarse”.

INVIERNO TOLIMA

El funcionario explicó que a la zona se trasladaron las volquetas y retroexcavadora con las que cuenta el municipio, para mantener un paso provisional, “hemos estado muy pendientes, lo mismo el sector transportador y la comunidad de Villarrica nos ha colaborado (…). Somos 90 % agropecuario, entonces no podemos (dejar) que nuestra única vía colapse”.

Tras el complejo panorama el Secretario reiteró que necesitan apoyo, si se puede de su vecino Cunday e incluso del Gobierno nacional, del mismo modo, comentó que tras meses de invierno en la zona, se  necesita que llegue la temporada seca.

A nivel veredal también hay una marcada problemática a lo largo de 200 kilómetros, por ello, desde la Administración municipal se busca comprar una motoniveladora y un vibrocompactador.

 

Situación en Santiago Pérez

De otro lado, la secretaria de Infraestructura y Planeación de Ataco, Adri Yojana Lugo Camacho, comentó que en el corregimiento Santiago Pérez vía a Planadas, se logró mantener el tránsito con el apoyo de la Alcaldía de la población vecina, explicó que la problemática está en los límites de los municipios y se debería a la inestabilidad de la banca. 

Además de los habitantes de Santiago Pérez, el carreteable es indispensable para las comunidades de sectores como el Cóndor, Paujil, asimismo, para el transporte de carga proveniente de Planadas.

 

Doloreños incomunicados

En Dolores la situación no es alentadora, pues a pesar de los esfuerzos puestos por la Alcaldía y la Administración departamental, la lluvia impide sostener en el tiempo las intervenciones hechas. “Hace aproximadamente 10 días se había logrado habilitar paso de forma provisional para camperos, motocicletas y las ambulancias, pero desafortunadamente, por la ola invernal estamos completamente incomunicados”, dijo el mandatario Giovanny Herrera Peña.

Coincidió con el secretario de Planeación de Villarrica, en que lo único que les puede ayudar es que las condiciones climáticas mejoren.

El colapso vial está en el corredor Dolores – Prado, lo que significa que los habitantes no se pueden mover hacia el centro del departamento, a lo que se le suma el deterioro de la red terciaria. La alternativa es la conexión con Alpujarra para llegar a Neiva, paso que también tiene dificultades.  

En esta población los transportadores y la comunidad también han hecho trabajo comunitario para tapar huecos y mantener pasos provisionales, esfuerzo que termina desapareciendo con el invierno.

 

Intervención desde el Departamento

En diálogo con Paola Muñoz, secretaria de Infraestructura del Tolima, explicó que son varias las emergencias que se registran de manera simultánea en la región. En el caso de la pérdida de banca entre Ortega y Valle de San Juan, se tiene programada una revisión técnica mañana para definir si es posible trabajar con maquinaria y lograr dar un paso provisional.

“Sobre la vía Santiago Pérez – Planadas, se han presentado diferentes deslizamientos y un hundimiento en el sector de los Medios, en donde gracias a la colaboración de la Alcaldía de Planadas se pudo hacer pasos provisionales y el retiro de material. Estamos revisando cuáles van a ser las medidas a mediano plazo”, explicó la Secretaria.

En lo que respecta a Cunday – Villarrica, mencionó que la zona es inestable y que actualmente se están adelantando los estudios y diseños de tres kilómetros para cuatro puntos críticos, “estamos esperando que las fuertes lluvias disminuyan un poco, para poder adelantar los mantenimientos viales a cargo del departamento y apoyar a los municipios”.

Por el lado de Dolores – Prado, se alcanzó hacer algunos trabajos de estabilización, pero las condiciones del terreno, que es un suelo arcilloso, no se puede llevar maquinaria porque está el riesgo de que quede enterrada. “Estamos esperando que las fuertes precipitaciones disminuyan”.

Y es que no es solo percepción de un invierno cruel, según lo explicado en un Consejo de Gestión del Riesgo Departamental desarrollado ayer, las lluvias entre marzo y abril han sido las más fuertes en más de 20 años, “es un tema que está fuera de lo que históricamente se había presentado en estos meses y es lo que hace que se nos presente pérdidas de banca, socavaciones y derrumbes”.

Al parecer, los pronósticos indican que el periodo de más lluvias se puede extender hasta mediados de julio.

Muñoz recordó que la maquinaria es insuficiente ante las dificultades que hay en las 47 poblaciones del Tolima, asimismo, se espera tener en julio siete equipos funcionando y al igual que, lo expresado por el gobernador Ricardo Orozco en días anteriores, mencionó que se necesita el respaldo de la Asamblea para adquirir un empréstito de $30 mil millones para comprar equipos nuevos, entre ellos retroexcavadoras de oruga y buldócer, “que es lo necesario, para todo lo que estamos viviendo ahora de pérdida de banca”, precisó. 

 

Redacción Tolima

Comentarios