¿Qué significa que Colombia declare el 33 % de sus áreas marinas como protegidas?

Crédito: Getty Images / EL NUEVO DÍA
Las áreas marinas protegidas son superficies de mar preservadas para fines de conservación.
Colombia, uno de los países con mayor diversidad del mundo y además, de los más afectados por la crisis climática, duplicará las áreas marinas que estaban protegidas hasta ahora.
PUBLICIDAD

Colombia se convierte en el primer país del hemisferio occidental en alcanzar la meta de tener el 30 % de sus áreas marinas protegidas, un objetivo que estaba marcado para 2030.

En cifras, esta declaración se refiere a que se aumentará en 16 millones de hectáreas las áreas protegidas. Se duplicarán las que estaban protegidas hasta ahora. 

Pasamos de tener 12.454.011 hectáreas (13,41 %), a 30.132.769, que equivalen al 33 % del territorio marino del país, superando la meta propuesta.

Pero, ¿cuál es el panorama general en Colombia? 

En el país tenemos una extensión de 207.040.800 hectáreas de territorio, de las cuales 92.866.00 (cerca de un 44,85 %) corresponden a territorio marino. Además, es el único de América del Sur con acceso a dos océanos. El país con mayor diversidad y una de las naciones más afectadas por la crisis climática.

Lo que se quiere lograr con esta declaración es que las áreas marinas sean superficies de mar preservadas para fines de conservación, son zonas donde la naturaleza se mantiene tal y como era, antes de ser alterada por la actividad humana. 

Parte de su importancia radica en que soportan procesos biológicos esenciales que les permite ser la fuente de recursos para las áreas circundantes.

Hablamos con expertos en el tema para entender el alcance del anuncio hecho por el presidente de la República, Iván Duque, en su intervención en la Plenaria de la Conferencia de la ONU sobre océanos en Lisboa, Portugal, el mes pasado.

¿Cuáles son los beneficios para el país?

 

Según el docente de Tecnología en Gestión Ambiental del Politécnico Grancolombiano, Ramón Gabriel Aguilar Vega, hay varios beneficios: 

1. Es un visto bueno al cumplimiento de la Agenda 2030 de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU), especialmente el 13, sobre la protección de la vida submarina. Y el objetivo 15, que es la vida de ecosistemas terrestres. “El océano y los ecosistemas marinos están muy presentes en la conformación de la flora y fauna que nosotros tenemos para nuestra preservación”, explica.

2. “Es muy importante la ampliación de Malpelo, Yuruparí y Acarí Playona, que son zonas en las que las especies endémicas que nosotros tenemos, como el tiburón martillo, son de protección principal”, destaca.

3. “Hay zonas que están amenazadas especialmente por la sobrepesca. Y otras donde vemos una influencia de actividades mineras muy importantes que también llegan a conformar un proceso de bioamplificación en nuestros océanos”, señala el experto.

4. Este compromiso es importante, no solo en el papel, sino que también sirve para “ampliar a un trabajo en conjunto con otros países con los que comparte límites marinos costeros, por ejemplo, Galápagos con el Ecuador, para protección transfronteriza de ecosistemas en Latinoamérica. 

 

¿Cómo preservar estos ecosistemas?

 

De acuerdo con un informe de Naciones Unidas, más de 3.000 millones de personas dependen de los ecosistemas marinos y de sus costas para obtener su sustento. Sin embargo, el consumismo desmedido que se presenta en los últimos años ha impactado en los océanos. 

Los residuos resultantes de los procesos de consumo han ido a parar en gran proporción a las costas y los mares, afectando así a la fauna y flora existente. Además, la inadecuada gestión del medio marino ha provocado la sobrepesca. Razón por la que declarar las áreas marinas como protegidas, resulta importante.   

La docente de la Facultad de Negocios, Gestión y Sostenibilidad del Politécnico Grancolombiano, Carolina Barreto, compartió con Vanguardia cuatro acciones clave, para desde lo personal, contribuir de manera importante en que estos grandes ecosistemas se puedan preservar, incluso, viviendo lejos del mar: 

1. Comprar productos locales que provengan de los océanos, es una acción responsable. Se debe procurar que éstos sean producidos de manera sostenible. 

2. Tomar el transporte público, desconectar los equipos electrónicos y ahorrar energía, ayuda a disminuir la huella de carbono que impacta de manera considerable en el aumento del nivel del mar.

3. Reducir el uso de plásticos es fundamental.

4. Si están en las playas, ayudar a que se mantengan limpias. 

 

Zonas protegidas

 

- Isla Malpelo

- Distrito Nacional de Manejo Integrado Yuruparí-Malpelo

- Acarí Playona

- Cordillera Beata

- Colinas y lomas submarinas de la Cuenca Pacífico Norte 

- Golfo de Tribugá

- Parque Nacional Utría 

- Cabo Corrientes

 

En el mundo, más de 3.000 millones de personas dependen de los ecosistemas marinos y de sus costas para obtener su sustento.

 

Redacción Ola Verde

Comentarios