Abigeato: recientes casos preocupan a este renglón de la economía en la región

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍARecientemente se conocieron casos de abigeato en Santa Isabel y Cajamarca.
Los últimos casos documentados de abigeato en el departamento encienden las alarmas entre los ganaderos. Pese a que la Policía reporta un decremento en este delito, dicha cifra podría estar asociada a que los afectados no denuncian estos hechos.
PUBLICIDAD

Los recientes casos de abigeato que se han conocido en las últimas semanas en el departamento prendieron las alarmas entre los ganaderos de la región, toda vez que es un flagelo que atenta contra su patrimonio económico de forma considerable.

Carlos Gustavo Silva, gerente del Comité de Ganaderos del Tolima, señaló que “infortunadamente se da el aprovechamiento de estos personajes hacia unos ganaderos que en la gran mayoría son pequeños productores los afectados”.

Recientemente hubo registro de que en zona rural de Cajamarca fueron sacrificadas siete reses y se llevaron la carne. Lo mismo sucedió en la vereda Colón de Santa Isabel, donde hicieron lo mismo con dos novillas y un toro. Además, Silva mencionó otro caso en Mariquita.

Este mes el coronel Rolfy Jiménez, comandante de la Policía del Tolima, presentó su informe de gestión de sus primeros 100 días en el cargo. En el mismo se expuso que se había logrado una reducción del 56% de abigeato en el departamento.

Sin embargo, para nadie es un secreto que no todos los casos de abigeato en el territorio tolimense son denunciados ante las autoridades.

“Lo que nosotros encontramos es que alrededor de un 30 por ciento de las personas deja de colocar el denuncio porque a veces ven que no se avanza. Se dan cuenta de que se captura a la persona, pero un juez o un fiscal termina dejándola libre”, explicó Silva, quien invitó a los afectados por este delito a denunciar ante las autoridades.

 

Trabajo articulado

 

Silva señaló que la carne de bovino ha tenido un incremento considerable en el último año, “ayer (martes) vimos que pasó del record histórico de 7 mil pesos pagado el kilo en pie al ganadero”.

Lo anterior permite inferir que este delito representa un atractivo para los delincuentes que pueden vender un producto a un buen precio.

De igual forma, se conoció que existe una articulación con secretarias de salud, Cortolima, Invima, Comité de Ganaderos y autoridades para realizar controles en los puntos de distribución para evitar la comercialización de carne de dudosa procedencia.

Además, actualmente hay un trabajo articulado entre la Policía, el Ejército y la comunidad para garantizar la seguridad rural.

“El trabajo conjunto es la única estrategia que podemos implementar para contrarrestar este flagelo. Por más que se coloque un policía en cada finca, lógicamente, debemos tener el apoyo de los vecinos y demás personas, más que entrar a actuar se trata de prevenir”, dijo Silva.

El dirigente gremial también recordó la importancia de colocar el respectivo denuncio en este tipo de situaciones.

“Quienes han sido afectados en este tema por favor colocar el denuncio, si es posible hacerlo saber en el Comité de Ganaderos del Tolima, para de alguna manera hacer seguimiento”.

Se estima que en algunos casos los afectados por abigeato optan por no colocar denuncia, pues consideran que estos procesos no avanzan ante la justicia.

 

DATO

 

La Policía del Tolima informó que se ha registrado una reducción en este delito, sin embargo esto puede estar relacionado con el hecho de que los afectados no denuncian.

Redacción Tolima

Comentarios