Armero - Guayabal estrena alcalde a 13 meses de terminarse los mandatos

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA El miércoles fue posesionado en su cargo Ricardo Ramirez Alfaro, ante la notaria única de Armero - Guayabal.
Contenido Exclusivo
Entre la detención del alcalde Medardo Ortega Fonseca y su posterior renuncia, fueron varias las personas que estuvieron esporádicamente frente a la administración del municipio. Tras decisión del gobernador Ricardo Orozco Valero, el mandato sigue a cargo del partido de La U.
PUBLICIDAD

A través del decreto 1926 del 22 de noviembre, el Gobernador del Tolima designó como alcalde en propiedad de Armero – Guayabal a Ricardo Ramírez Alfaro del partido de La U, dicho nombramiento generó cuestionamientos en esta población del norte del departamento, ya que hasta ese mismo día, el hoy mandatario, tenía un contrato de prestación de servicios con la Administración municipal.

 

vArchivo - EL NUEVO DÍA  En 2020 el mandatario Medardo Ortega Fonseca del partido de La U en coalición con el partido Liberal, llegó al Palacio Municipal con 3 mil 162 votos.

Durante este segundo semestre, los habitantes de esta jurisdicción sumaron cinco nombres en la Alcaldía, debido a que el elegido a través de las urnas, es decir Medardo Ortega Fonseca del partido de La U en coalición con el partido Liberal, fue capturado por el CTI el pasado mes de agosto, por presuntos vínculos con la red de corrupción del exsenador liberal Mario Castaño, conocido mediáticamente como el caso de ‘las Marionetas ’.

Tras adelantarse el proceso judicial, el 26 de octubre Ortega Fonseca que continua en detención, renunció a su cargo dicha solicitud fue aceptada por el Gobernador el pasado 2 de noviembre, hecho que de inmediato generó que se adelantara un nuevo trámite para buscar su reemplazo.

 

De encargo en encargo

Desde agosto, ante la plena ausencia del burgomaestre se dio inicio a una seguidilla de designaciones de encargo, por ejemplo, a través del decreto 1225 del 11 de agosto, se encargó a María Camila Lozano Melo quien se desempeñaba en ese momento como Secretaria de Gobierno, mientras se definía la situación judicial Ortega Fonseca.

Luego, la funcionaria a finales de ese mes hizo uso de incapacidad médica por maternidad, lo que le impidió continuar frente al manejo del Municipio, por ello, el Gobierno departamental desde el 30 de agosto asignó en encargo a Yuliana Alexandra Galindo Vergara, en ese momento secretaria de Hacienda.

Días después, como ocurre en estos casos de larga ausencia de alcalde titular, los partidos Liberal y de La U le entregaron una terna al mandatario Ricardo Orozco Valero, por ello el 6 de septiembre a través del decreto 1418, se designó como alcaldesa a Cristina María Perdomo Cuéllar, “desde la fecha de su posesión y hasta cuando se resolviera la situación jurídica del titular del encargo”.

Pero tras la renuncia del mandatario Ortega Fonseca y teniendo en cuenta que queda un poco más de un año en los actuales mandatos, por norma se originó la necesidad de acudir nuevamente a los partidos de La U y Liberal para que conformaran una segunda terna. La respuesta llegó por La U con los nombres de María Camila Lozano Cuello, Ricardo Ramírez Alfaro y Luis Alberto Urueña Fajardo.

Tras surtirse el proceso, el gobernador Ricardo Orozco Valero designó como alcalde a Ricardo Ramírez Alfaro, quien según se habla en los ‘mentideros políticos’ sería cercano a el excongresista Jaime Yepes.  

 

De contratista a mandatario

Tras conocerse que Ramírez Alfonso quedaba al frente de las riendas de Armero – Guayabal hasta el 31 de diciembre de 2023, salió a relucir un contrato de prestación de servicios de Apoyo a la Gestión para realizar “actividades de coordinación de mejoramiento de vías del sector urbano por medio del fortalecimiento al sistema de alumbrado público del municipio”.

La firma del contrato con la Administración local se hizo el 11 de julio de este año y su ejecución empezó al día siguiente, es decir, el 12. El mismo tenía un término de ejecución de 173 días, por lo que su finalización se proyectaba para diciembre.

Sin embargo, algunos llamaron la atención en que tras el nombramiento, el contrato fue terminado y liquidado el 22 de noviembre por mutuo acuerdo, mismo día en que el Gobierno departamental expidió la resolución 1926.

Según el acta publicada en el portal de contratación Secop I, el valor total era de $12 millones 466 mil pero se ejecutaron $9 millones 680 mil, asimismo, se precisa que “las obligaciones se cumplieron dentro del plazo pactado iniciando el 12 de julio de 2022, terminando el 22 de noviembre de 2022, para un plazo total de 134 días”.

Y se agrega que Ramírez Alfaro entregó un informe final con el resultado de las obligaciones contratadas, “el cual fue aprobado por Paola Andrea Vega Gómez, secretaria de Planeación (e) de Infraestructura”.

Ante el interrogante si existía o no una inhabilidad, EL NUEVO DÍA consultó un profesional en Derecho Público para conocer su opinión, indicó que aunque en el artículo 95 de la Ley 136 de 1994 y el 37 de la Ley 617 de 2000 puntualiza que no podía ser designado como alcalde quien el año anterior hubiera celebrado contrato con entidades públicas de cualquier nivel, esto cambió con la Ley 1474 de 2011, pues en su artículo 29 parágrafo 3 excluye varias causales de inhabilidad entre ellas, la relacionada con contratación.   

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

 

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios