Joven soldado y su madre se reencuentran luego de estar separados durante 11 años

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Un emotivo encuentro se llevó a cabo en el Batallón de Infantería N°18 Patriotas en Honda. Allí un joven soldado y su madre se reencontraron luego de 11 años de estar separados y de no saber nada el uno del otro.

Luis Fernando Rincón es el soldado que decidió prestar su servicio militar en Honda, todo con el fin de hacer los contactos para averiguar por su mamá, lo último que supo de ella era que vivía en Natagaima.

 

La historia

Según Luz Aida Perdomo, madre del soldado, la separación de esta familia ocurrió cuando el padre del uniformado decidió llevárselo para Manizales cuando tenía nueve años y junto a él a una de sus hermanas. Tras un tiempo de maltrato y descuidos, el Instituto de Bienestar Familiar se hizo cargo de los menores.

Pese a realizar varias gestiones e interponer derechos de petición, Luz Aida perdió la custodia de sus dos hijos y de igual manera no volvió a conocer durante 11 años sobre su destino.

Rincón relató, “todo inició porque le pregunté a un soldado profesional que dónde era Natagaima, él me dijo que para qué, y yo le dije que era la última ubicación que sabía de mi mamá, parecía que ella estaba ahí en Natagaima, me preguntó que si tenía a mi mamá perdida y yo le dijo que sí, y entonces ahí ya comenzaron las averiguaciones”.

De acuerdo con Luz Aida, hallaron su número por un listado de personas beneficiarias del Estado, un funcionario del Batallón le preguntó por el soldado, sin saber que él estaba en dicho batallón prestando su servicio militar, desempeñándose como auxiliar de panadería.

Luego de varias averiguaciones y de cruzar datos se pudo establecer que el soldado Rincón era el hijo de Luz Aida, a quien no veía hace 11 años.

“Estoy muy feliz de reencontrarme con mi hijo, le doy gracias a Dios por esto que me hace muy feliz”, relató Luz Aida, quien con lágrimas en los ojos explicó una y otra vez las razones por las cuales habían estado incomunicados.

Por su parte, Rincón dio una y otra vez las gracias al Ejército nacional. “La verdad estoy muy feliz, he sufrido muchas angustias de no saber nada de mi familia, yo siempre los busqué sin obtener resultados, pero ya era justo, agradecerle de todo corazón al Ejército y al batallón por esta labor tan bonita”, expresó.

El comandante de este batallón, teniente coronel, Diego Díaz resaltó el comportamiento del soldado y expresó su alegría por el reencuentro entre madre e hijo, además calificó como uno de los mejores resultados operacionales entregados por la Sexta Brigada este emotivo reencuentro.

EL NUEVO DÍA

Comentarios