Dudas razonables sobre el viaducto de la 60

La Alcaldía informó que en julio iniciará la construcción del intercambiador vial de la calle 60. Indudablemente toda obra que prometa mejorar la movilidad en la atascada Ibagué es una buena noticia. No obstante, tengo dudas razonables que quiero poner a consideración.

Metaverso

Aunque a veces no caigamos en cuenta, una parte de nuestras vidas ya esta controlada (o al menos influenciada) por algoritmos que cada vez nos conocen mejor y acaban tomando decisiones por nosotros: Waze nos dice que ruta tomar, Netflix entiende que nos gustan más las películas de terror o acción y nos sugiere que ver basándose en las selecciones previas que hacemos en la plataforma, las redes sociales nos perfilan como consumidores para bombardearnos con publicidad de productos que terminamos comprando.

¡Vamos a ganar!

El 2022 debe ser el año del cambio histórico. Nunca antes (al menos desde que tengo memoria) había estado tan cerca la posibilidad de transformar la realidad en que vivimos.

Seguir siendo humanos

Se termina este año pandémico e inicia otro con el virus “vivito y coleando”. Pese a que persiste la incertidumbre, sobre todo cada vez que aparece una nueva variante, hay que celebrar que en este año viejo logramos recuperar la cordura y volvimos a actuar como seres racionales. También reconocer que en algunos campos fuimos verdaderos idiotas.

La insoportable movilidad

Desplazarse por las calles de Ibagué se volvió insoportable. La movilidad está colapsada ya no solo en horas pico sino en todo momento. Alcanzar la calle 60 para quien viene subiendo por la Ambalá, atravesar la Pedro Tafur en sentido Parque Deportivo – Éxito, lograr pasar por la glorieta de Mirolindo desde y hacia el centro, son misiones casi imposibles. Eso sin mencionar los atascos en las vías céntricas y en otras intersecciones criticas de la ciudad. Desde hace varios meses, medios de comunicación, analistas y columnistas hemos llamado la atención sobre la inusual congestión vehicular que se presenta en Ibagué, que no es atribuible exclusivamente a la época decembrina y de vacaciones, sino mas bien pareciera ser un fenómeno sistemático que viene en aumento desde el año pasado y especialmente este que termina.

De dientes pa’ afuera

El Gobernador, el Alcalde y la Directora de Cortolima, se tomaron la selfie juntos en la rendición de cuentas de la semana pasada y reafirmaron un supuesto trabajo mancomunado para atender los problemas prioritarios del departamento. Sin embargo, la realidad demuestra que no hay un solo proyecto de trascendencia en el que esa supuesta unidad se haya materializado. Incluso, sus mismas promesas individuales se desvanecen con el paso del tiempo. Ni lo uno ni lo otro.

Los dejaron solos

Ayer se celebraron unas históricas elecciones en las que los jóvenes pudieron salir a elegir sus representantes en los consejos de juventud. Aunque a la hora de escribir esta columna era imposible conocer los resultados de las votaciones, se puede decir que los muchachos sacaron un 10 en entusiasmo y compromiso mientras que, infortunadamente, las entidades y organizaciones que estaban llamadas a fortalecer este debate electoral les quedaron debiendo.

En modo futuro

Petro levantó tremenda polvareda con la propuesta de frenar la exploración petrolera en Colombia. Sin duda una decisión de ese tamaño, que comprometería el principal producto de exportación y por ende una porción considerable de los dólares que ingresan al país, genera preocupación e incertidumbre y aviva un debate válido y necesario en un país que tradicionalmente ha sido dependiente de las exportaciones de combustibles fósiles.

Pacto Agrario

En el Tolima, 5 propietarios de predios rurales de gran extensión son dueños de la misma cantidad de tierra que poseen 100.000 propietarios de minifundios (Upra). Mientras que existen 790 mil bovinos que pastan en 780 mil hectáreas (cada vaca tiene casi una hectárea), más de 82 mil propietarios de predios rurales no tienen siquiera esa hectárea de tierra para trabajar y producir. Estas cifras de desproporción en la distribución de la tierra del Tolima (coinciden con las cifras nacionales) las compartimos el sábado en la visita de Gustavo Petro a Purificación.

Como cambiar de calzoncillos

En la Alcaldía de Ibagué cambian directivos como cambiar de calzoncillos. Es la consecuencia lógica de cuando se ganan las elecciones debiéndole a cada santo (o diablo) una vela.