Gurú de la finca raíz en Latinoamérica destacó la historia de joven constructor tolimense

El experto inmobiliario Carlos Devis, reconocido en Latinoamérica por haber asesorado a millones de personas en cómo invertir de forma exitosa en bienes raíces, autor de cinco libros -entre los que se destacan Convierta los problemas en oportunidades con más de 50 mil copias vendidas y traducido a 5 idiomas y Un inmueble al año no hace daño, lanzado recientemente- destacó durante una entrevista en su canal de Youtube -con cerca de 700 mil suscriptores- la historia del empresario tolimense Juan Camilo Rubiano, Gerente General de Saoma, constructora que actualmente desarrolla los proyectos urbanísticos La Caima en Alvarado y San Marcos en Doima, entre otros.
PUBLICIDAD

La entrevista, que ha sido compartida y comentada en redes sociales, con cerca de 31 mil reproducciones de forma orgánica, destaca cómo el constructor tolimense de 32 años de edad, convirtió un terreno rural, en un moderno condominio de 260 lotes completamente urbanizado, y lo mejor; sin dinero, solo combinando su talento, con una alta dosis de determinación, visión estratégica y olfato para los negocios.    

“Llegué a la construcción realmente por accidente. Yo trabajé en la banca durante 9 años, y atendía a clientes que se movían en diferentes negocios de finca raíz. Uno de esos clientes, compraba y vendía apartamentos y obtenía unos márgenes buenísimos. Entonces, yo vi una oportunidad de inversión muy interesante comprando apartamentos, pero en Bogotá. El precio era cómodo, y con una pequeña remodelación el precio se incrementaba. Llegué a comprar 10 apartamentos en 2015 sin capital, pedía la cuota inicial prestada, y los vendí todos el mismo año, con márgenes muy altos”, manifestó Juan Camilo Rubiano. Una de las cualidades que más destacan del empresario tolimense durante la entrevista, es su disciplina, perseverancia, y facilidad para hacer negocios.

“Hay que estar dedicado tiempo completo al negocio. En mi caso, no pasaba una semana en la que yo no mirara todos los portales de venta de inmuebles de Colombia. Sabia cuánto cobraban y a como vendían. Compraba un apartamento y al mes lo vendía. No tenía crédito en los bancos, pero me la rebuscaba.  Me conseguía el dinero con amigos que ponían la plata, y yo me ganaba el 20 por ciento de la utilidad”, recordó.

El sueño que se hizo realidad

Luego de comercializar apartamentos, Juan Camilo Rubiano creó la constructora Saoma y empezó a recorrer un camino de éxito en la construcción tolimense. “En 2017 compré el lote donde construir el condominio El Tesoro, que fue el proyecto que cambió mi vida. Miré unos 200 lotes antes de dar el paso. Necesitaba que el lote cumpliera muchos requisitos, uno de ellos era que me lo fiaran, porque no tenía el dinero. Finalmente encontré ese lote que soñaba, lo encontré en Alvarado (Tolima). Los dueños pedían un valor y logré bajarlo casi a un 50 por ciento. Yo no tenía el dinero. Les dije que lo pisaba con el 10 % y que me fiaran el 90 % a un año, y accedieron. Me conseguí el 10 por ciento prestado con unos amigos, y le pagaba un porcentaje de intereses. En 20 días estructuré el proyecto con un gran equipo y vendí los 262 lotes en 8 meses. Pagué el lote en menos tiempo de lo pactado”, señaló.   

La posibilidad de ser mentor

El diálogo que sostuvo Juan Camilo Rubiano y Carlos Devís, ha generado que muchas personas contacten al joven constructor tolimense, y le pidan consejos, asesorías y mentorías personalizadas sobre negocios. Tal ha sido la cantidad de solicitudes, que, aunque no lo tenía entre sus planes, el empresario de la construcción, lo está contemplando.

“Ha sido realmente emocionante recibir tantos mensajes de personas de diferentes partes del mundo, interesadas en conocer la forma en la que se mueven el negocio de finca raíz. Yo soy un apasionado de este tema, y si la experiencia que he vivido puede ayudar a muchas personas a que aprendan a hacer negocios, vamos a buscar la manera de hacerlo. He cometido muchos errores que al final he convertido en aprendizajes valiosos. La vida es muy corta para que todos cometamos los mismos errores. La experiencia y el conocimiento son para compartirlos”, aseguró Juan Camilo Rubiano.   

Y agregó: Hay que pensar siempre en grande, lo sueños pequeños tienen márgenes pequeños. Y siempre planear, para luego sí ejecutar.

Columnista invitado

Comentarios