Empleo joven e ingreso para las mujeres

Ibagué duró muy poco tiempo por fuera del podio de desempleo, en el periodo septiembre octubre la tasa de desempleo indicó, con un 18,7%, que la ciudad musical es la segunda en desempleo. En el regreso a la normalidad económica y a las condiciones de prepandemia las ciudades están devolviendo al país a los niveles de desempleo que ha vivido el mercado laboral. La medalla de oro en desempleo juvenil sigue siendo nuestra, de cada 100 jóvenes entre 14 y 28 años, 32 están desempleados, el fenómeno es mayor para las mujeres.
PUBLICIDAD

Un dato que muestra lo que está ocurriendo es el de la población ocupada informal, Ibagué reporta un 55,3%, incrementando significativamente los últimos meses. Como en Ibagué no se ha creado una nueva estructura empresarial que demande nuevos y mejores empleos, los ibaguereños están ocupándose informalmente, por cuenta propia, en actividades de comercio y servicios.

En mi columna del 5 de julio, titulada “Desempleo, todavía nos falta mucho”, escribí que para salir del bache del desempleo que desde hace años vive nuestra ciudad se necesita una estrategia que no le deje todo al mercado.

Ibagué necesita focalizar la población más afectada, jóvenes mujeres. Un tema en el que se debe trabajar es la baja calidad del empleo y la poca remuneración que por este se recibe. Siendo justos con la ciudad, aquí se crean nuevos empleos mejorando la tasa de ocupación, sin embargo, la baja calidad del empleo hace que la tasa de desempleo se mantenga alta. 

Un ejemplo de lo que se puede hacer es lo que la alcaldía de Bogotá viene realizando, cambiar la destinación de recursos para reactivar la economía y generar empleo, en especial para jóvenes y mujeres vulnerables o en pobreza extrema mediante la suspensión de algunas obras de infraestructura vial y de transporte público, para destinarlas a la inversión en empleo y educación para jóvenes y mujeres de Bogotá.

El programa Empleo joven busca mediante un contrato laboral cofinanciado entre el Distrito, las Cajas de Compensación Familiar y empresas privadas para que jóvenes menores de 28 años tengan la oportunidad de emplearse, recibir capacitación y contrato mínimo por 1 año. Las empresas que acepten ser parte de esta iniciativa, recibirán un subsidio a la nómina del 60% del salario mínimo de los nuevos jóvenes vinculados durante los tres primeros meses del contrato, a su vez la formación será impartida por las Cajas de Compensación Familiar.

El programa Generación de ingresos para mujeres destina recursos para apoyar a aquellas mujeres que tienen emprendimientos populares y/o microempresas, con el desarrollo de capacidades, capitalización y el acercamiento a mercados potenciales. Con esta estrategia se impulsará el incremento de ingresos para estas mujeres, su inclusión financiera y formalidad.

Debe revisarse cuáles son los altos gastos en los que están incurriendo las familias ibaguereñas. Si los precios de los servicios públicos y otros gastos asociados al diario vivir son altos, si el salario del jefe de hogar no cubre los gastos, otros miembros de la familia tendrán que salir a trabajar presionando el mercado laboral.

 

JAIME EDUARDO REYES

Comentarios