00000

Reflexiones de los encuentros regionales

Previo al 9° encuentro de Tolimenses, la ADT ProTolima y las Cámaras de Comercio del departamento realizaron, con el apoyo de un equipo técnico del Programa de Psicología de la Universidad de Ibagué, talleres con grupos de interés, en cinco municipios nodales. En Honda, Líbano, Espinal, y Melgar, se contó con el apoyo de las Cámaras de Comercio de Honda y del Suroriente. En Ibagué se hizo el taller con el comité de gremios del departamento.
PUBLICIDAD

 

Todos los grupos propusieron ideas de cambio que tienen que ver con infraestructuras y tecnologías que favorezcan el encuentro y el trabajo colaborativo, las ideas tienen una base económica, sin embargo, no se plantean como posibles cambios que los mismos grupos podrían agenciar, sino como prototipos de solución que requieren grandes inversiones.

En Chaparral se contó con el apoyo de la Corporación Tolimense por la Paz, Cotolpax, y aunque el formato fue diferente, el diálogo revalidó las visiones y propuestas de las agendas acordadas en el marco de los Programas Pdet. Los encuentros regionales revalidaron los enfoques de desarrollo sostenible, el desarrollo a escala humana, y una adecuada relación entre lo urbano y lo rural como principios del desarrollo de la región. La implementación del enfoque de tejidos territoriales para el desarrollo inclusivo basado en el fortalecimiento de los vínculos rurales y urbanos, como principio del desarrollo regional viene reclamando su espacio como estrategia que aportaría a la superación de la amplia dispersión municipal al interior del departamento del Tolima.

La estructuración del Sistema de Ciudades del Centro de Colombia, integrado por las conglomeraciones de Ibagué, Espinal, Girardot, y Melgar, también contribuiría a la superación de la dispersión municipal del desarrollo.

El enfoque prospectivo tradicional para el desarrollo de la Región ha sido el de trabajar en la elaboración de una Visión de Largo Plazo. En 2005, el encuentro de Tolimenses propuso la Visión Tolima 2025, hoy podemos afirmar que muchas de las metas no se han alcanzado, no sólo por los diferentes factores socioeconómicos vividos durante estos años, muchos de ellos exógenos a nuestro territorio, sino porque el departamento no logró instalar las capacidades locales necesarias para este fin.

Esta situación nos invita a trabajar para establecer capacidades locales que le permita al Tolima estar preparados para los permanentes cambios que el mundo moderno ofrece. Se considera que la ruta es promover el despliegue de las capacidades para el desarrollo humano sostenible: a saber, humanas, organizacionales, e institucionales. El desarrollo del Tolima requiere habilitar las condiciones territoriales que hagan posible promover la instalación de dichas capacidades.

Instalar capacidades es necesario, pero no suficiente para garantizar el desarrollo, también se requiere establecer una hoja de ruta, alejada de la tradicional planificación territorial, a una que se oriente por misiones, y en particular por superar los retos que surgen al querer alcanzar los objetivos del desarrollo. El encuentro de Tolimenses, del cual hablaré en mi próxima columna, nos dio pistas sobre cuáles son los mayores retos a superar.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

JAIME EDUARDO REYES

Comentarios